¡Por lo general, la seguridad social
no cubre estos gastos!

“Toda persona debería disponer de un seguro que cubra la repatriación en caso de sufrir una enfermedad o un accidente en el extranjero“

¡La seguridad social no cubre los gastos de traslado en el extranjero!

Todo persona que viaje al extranjero debería ser consciente de esto. El Código del Orden Social de Alemania (tomo V, art. 60, párr. 4) reza que incluso en caso de peligro de muerte la seguridad social no está obligada a cubrir los costes de repatriación de viajeros accidentados o enfermos. Esta norma está avalada por la Corte Federal Alemana de Asuntos Sociales (ref. 3 RK 75/77).

Justificación: Dado que no todas las personas pasan sus vacaciones en el extranjero, no se le pueden imponer los costes de una repatriación a la comunidad. Todo aquel que pueda permitirse unas vacaciones en el extranjero debe estar en capacidad de asegurarse contra este tipo de eventualidades.

La repatriación de un paciente desde Antalya (Turquía) puede ascender fácilmente a unos 30.000,- Euros. En un caso como este, por ejemplo, la IFA cubre todos los gastos. Si una persona sufre p. ej. un accidente de esquí en Austria y es necesario trasladarla en helicóptero al hospital más cercano, los costes resultantes corren generalmente por cuenta del paciente. Asimismo, estos costes de traslado los cubre la IFA para sus afiliados.

¡Esto demuestra que la protección que proporciona la afiliación a la IFA es indispensable!
Cobertura dentro de Alemania

La IFA también gestiona a nivel nacional el traslado tras un tratamiento estacionario en el hospital p. ej. a consecuencia de un accidente o de una enfermedad.

Los costes de un traslado de esta naturaleza no siempre los asume la seguridad social y por ello pueden llegar a sumar rápidamente varios miles de euros.

Por medio de este servicio, la IFA ayuda a cerrar un vacío en el sistema de salud alemán.

Cada vez más empresas gestionan para sus empleados una afiliación a la IFA como prestación social adicional.

Desde hace muchos años miles de afiliados con derechos a beneficios, principalmente vacacionistas y hombres de negocios, depositan su confianza en la IFA.