Repatriación a Leipzig

Por fin junto a la familia -
De regreso a casa en tiempo récord

Paciente de 80 años con neumonía es
repatriada sin contratiempos desde Austria

Por Peter Güttinger

An BordLa idea era viajar a la bella Austria y aprovechar las vacaciones de Pentecostés para descansar. La familia completa pretendía disfrutar al máximo del hermoso paisaje y de los momentos de esparcimiento. Apenas el año anterior le habían implantado una válvula cardíaca a Iris Schwertl (nombre cambiado), la cual estaba feliz porque finalmente podría ir otra vez de vacaciones a Schwarzach. Sin embargo, las cosas no saldrían como estaban previstas.

El recorrido duró más de lo esperado y la emoción por el cambio de entorno hizo a su vez que el viaje fuese más agotador de lo acostumbrado. Ya el sábado, una semana antes de Pentecostés, la señora Schwertl tuvo una deficiencia respiratoria grave, así como dolores en el pecho. En un principio ella creía que estos síntomas desaparecerían por sí solos. No obstante, el lunes siguiente sus molestias se acrecentaron a tal punto que la familia decidió llevar a la abuela al hospital local. En el hospital, el médico en jefe emitió inmediatamente el diagnóstico acertado: neumonía grave con deficiencia respiratoria. El médico ordenó guardar estricto reposo y la señora Schwertl recibió inmediatamente tratamiento estacionario. Debido a su estado, la señora Schwertl debía permanecer hasta nueva orden en el hospital.

Krankenwagen vor OrtDadas las circunstancias, la familia de la señora Schwertl permaneció el resto de la semana de vacaciones en Austria, realizando visitas diarias al hospital. El día de la partida, el médico en jefe no permitió que la señora Schwertl fuese dada de alta del hospital, pues debido a su estado de salud, no estaba en condiciones de realizar un viaje de 7 horas por tierra hasta Alemania. Ante esto, la familia se vio obligada en medio de la tristeza a partir sin la abuelita, la cual recogerían más adelante.

Fue entonces cuando la señora Schwertl cayó en cuenta que el año anterior se había afiliado a la IFA Flugambulanz e. V. Una breve llamada el lunes después de Pentecostés trajo la certeza que todos ansiaban escuchar: ¡la afiliación estaba vigente y la repatriación estaba garantizada! En Leipzig se puso en marcha inmediatamente el proceso de repatriación.

 En representación de la IFA y además catedrático con doctorados en dos áreas distintas, aclaró los aspectos médicos con el hospital de Schwarzach. Luego se hicieron los preparativos para ingresar a la paciente en el hospital de su elección en la localidad de Borna, a la vez que despegaba un avión especial con un equipo médico a bordo con rumbo a Austria. Allí, al igual que en Leipzig, se habían hecho todos los preparativos necesarios para poder transportar sin demora a la paciente

Sólo habían transcurrido 17 horas desde la llamada de emergencia y la señora Schwertl ya estaba en un hospital en Alemania. Su alegría y la de sus familiares no podía ser mayor.